Aretes: Pequeños detalles, grandes diferencias

23:55:00 Nora Arakaki 0 Comments


Hace unas semanas creo que les conté que compré varios pares de aretes plateados, brillantes y super llamativos como opciones para armar el outfit de año nuevo. Al final, terminé usando los que parecían argollas y no los más grandes y exagerados, y me di cuenta de que tengo un montón de aretes pero que al final sieeeeempre termino usando algún par de argollas o algo similar....

La verdad es que yo uso lo que va con mis otros accesorios o lo que me provoque en ese momento, pero igual me percato de la diferencia que genera uno u otro tipo de arete :S!

Aunque parezca mentira, hay modelos que estilizan las facciones más que otros, dependiendo, obviamente, de qué tipo de rostro tengas.

Si quieres afinar tus rasgos y lograr un efecto de cara más alargada, es mejor usar pendientes o argollas, siempre que el volumen parta desde el lóbulo....es medio confuso explicarlo, por eso mejor les pongo un ejemplo gráfico:

Si el primer círculo estuviera sobre la oreja, alargaría el rostro.

En este caso, aunque son exageradamente  largos, no favorecen
porque la parte más cercana a la oreja es pequeña

Aquí sí estilizarían, ya que el grosor es parejo de principio a fin desde la zona del lóbulo. 

Por el contrario, si deseas acortar tu rostro, lo mejor son los aretes pequeños, como perlas o algún modelo que no cuelgue, y mejor si es es ancho, de modo que se agregue volumen a los costados. Esto generará una ilusión de rostro más ovalado.

Neutrales

Evitar estos modelos si deseas acortar  visualmente el rostro
Volumen en los laterales