Capas y más capas

21:56:00 Nora Arakaki 2 Comments

Me pregunto cómo sobreviviremos los friolentos a agosto con los 14 grados que ya tenemos! Una buena alternativa es el layering, o sea, utilizar capas de ropa...sí, capas sobre capas para mantenerse abrigado y de paso armar outfits un toque más interesantes. 

El gran temor de much@s es el volumen que se puede generar, pero si vas armando bien las camas, no corres este riesgo!

Para evitar eso, la idea es  comenzar con prendas delgadas, de algodón o gasa por ejemplo, e ir superponiendo otras de materiales más gruesos, tipo denim, cuero, tejidos y pieles, pero dejando que se vea cada una de las capas de ropa.









La cuestión es que el layering, como resulta evidente, puede crear mucho (muchísimo) volumen y eso genera a veces la idea de que no es la ropa sino el cuerpo, así que hay que tener cuidado con guardar la simetría para que el cuerpo no luzca desproporcionado.

Asimismo, si tienes una figura de pirámide invertida (chequea aquí para descubrir si es tu caso), como generalmente el layering es en la parte superior del cuerpo, es fundamental compensar con prendas anchas o que aporten volumen en la parte de las caderas. 





Esto del layering va mucho con la tendencia grunge de los noventas que ha vuelto hace un par de temporadas y me parece mostro para los outfits informales de día, además de ser buenazo para quienes nos morimos de frío!

A ustedes les va el layering o no les gusta sumarle tanto volumen al cuerpo?

Nora