Qué me pongo si trabajo desde casa?

22:39:00 Nora Arakaki 0 Comments

Hoy en día, tenemos cada vez más posibilidades de hacer lo que nos gusta, dedicarnos a trabajos más allá de los clásicos de siempre y a ser independientes. Siempre les hablo de “ropa para ir a trabajar”, pero pensando en esto, hoy decidí hacer un post para quienes son autónomos o trabajan desde casa.


En lo personal, muchas veces me preguntan cómo es que me levanto tan tarde o que a las 3 pm estoy de compras, y la verdad es que no es que esté permanentemente de vacaciones (Ya quisiera!) sino que trabajo en mi propia casa.

Una de las mejores cosas de trabajar así, y una de las que más disfruto es poder usar lo que se me antoja cada día. Si quiero me quedo en pijamas, si quiero me visto como si fuera a una oficina…depende de lo que me provoca, lo que debo hacer, si saldré y demás factores.

Así que he dividido tres situaciones básicas en que creo que pensamos en qué ponernos: La ropa diaria, para estar en casa y salir a hacer cosas mínimas, el look para una salida o reunión casual, y el outfit para una reunión de negocios o trabajo.

A continuación les dejo algunas ideas.

Para el día a día

Ahora que estamos en verano, mi ropa cotidiana es básicamente shorts, blusas amplias, un enterizo o quizás un vestido. Todo con flats o zapatillas, dependiendo a dónde iré. El denim y el algodón son dos básicos para estar cómoda y poder salir a comprar cosas pequeñas, ir al banco y demás.







Para una reunión o salida casual

Para una reunión casual con mi asistente, ir a almorzar con alguna amiga o ir a hacer trámites más formales, mi premisa es combinar prendas de diferente estilo: una forma y una informal. Normalmente, la primera puede ser un blazer o blusa y la segunda unos jeans. 

Sino, unos jeans con una camiseta pero con súper tacos y una buena cartera son suficiente. La cuestión está en poner énfasis en los accesorios para ganar formalidad sin perder comodidad.








Para una reunión de trabajo - negocios

Finalmente, las ocasiones más formales suelen ser las reuniones de trabajo, entrevistas o reuniones de negocios. Para ello, me gusta combinar también prendas casuales con formales, pero siempre pensando primero en la ocasión en particular.

Me encanta destacar el hecho de que trabajo libremente, así que siempre trato de sumarle algo creativo, como un pantalón estampado por ejemplo, o un polo divertido al look. Como he estudiado derecho, tengo toda una colección de ropa formal, pero no se me ocurre vestirme totalmente como oficinista, sino mezclar todo eso con prendas que tengan más actitud para crear algo nuevo y que refleje lo que hago ahora.






Finalmente, no me queda más que decirles que aprovechen de verdad la oportunidad de usar lo que quieran, puede parecer trivial, pero en usar lo que quieres es un arma de empoderamiento. Usas lo que te provoca, te sientes aún mejor, ganas más seguridad cuando tienes una reu y, de paso, estás cómoda.

No se aburran y anímense a jugar con su ropa!