6 Consejos para organizarte y dejar de procrastinar

22:56:00 Nora Arakaki 0 Comments


Desde hace 3 años trabajo independientemente, a.k.a. desde casa, un café, o cualquier otro lugar donde tenga WiFi, y la verdad, creo que no cambiaría esta libertad por casi ningún trabajo de oficina; sin embargo, esto también implica ser mucho más organizado que estando en un trabajo full time. 


Por eso, como ya se lo que es amanecerte un domingo para ponerte al día con los pendientes, hoy les traigo una lista con consejos que me han funcionado para ser más productiva y dejar la procrastinación de lado, más allá del empleo que tengan.

Así que sin más rodeos, aquí vamos.

1. Haz una lista de to do's


Yo antes me ahogaba en las diez mil cosas que tenía por hacer, pero cuando comencé a trabajar con listas, todo parecía resolverse más sencillamente. Además, así como te ayuda a poner en claro las tareas, el hecho de ir tachando cada item te motiva un montón.

Yo suelo hacer listas los domingo tipo p.m. para organizar la semana siguiente, y día a día, también por las mañanas, revisando lo que faltó, aumentando lo nuevo, y reprogramando lo que se postergó.

2. Haz un horario y pon fechas límite


Siguiendo lo anterior, aparte de hace una lista de to do's, no podemos olvidar poner tiempos para cada pendiente. De esta forma, tendrás cierta presión sobre ti, y no se quedará como algo que tengo/quiero hacer, sino algo que haré en tal momento.

Obviamente, las situaciones van variando día a día, así que aquí la clave está en que más allá de planear, hay que cumplir.

3. Ordena tu escritorio o espacio de trabajo y elimina lo que ya no sirve


Algo que quita tiempo es ponerte a buscar cosas, o comenzar a limpiar el escritorio en la hora menos oportuna. Quizás hayas escuchado que tener un espacio organizado te motiva y elimina el estrés, pero si no lo creías, pruébalo porque es realmente cierto.

Así como las listas, me gusta hacer esto los domingos o en las mañanas, antes de comenzar las labores diarias.

4. Responde correos por la mañana, y durante momentos determinados a lo largo del día


Yo soy de esas personas que a cada rato revisa su correo, y muchas veces interrumpo mi concentración por hacerlo. No obstante, mi trabajo no implica realmente contestar mails de forma inmediata, así que ahora lo que trato es de contestar todo como primera tarea del día, y luego hacerlo en horarios fijos, como después de almuerzo, antes de apagar la compu, o antes de dormir.

Cabe resaltar que tengo varios correos, uno personal y en donde también hago gestiones de trabajo, y otros de algunas empresas para las que brindo servicios. Estos últimos ya no los tengo en mi celular para no estresarme cuando quiero desconectarme de la chamba.

5. Reduce las reuniones


Este tip es especial para quienes trabajamos independientemente, y realmente marca la diferencia. ¿Por qué? Pues básicamente implica mover los tiempos que hayas planteado de antemano, y muchas veces nos lleva a quedarnos hasta más tarde cuando en realidad pudimos haber resuelto los temas vía virtual.

Para mí, las reuniones deben ser realmente indispensables. Cuando voy a conocer a un cliente, cuando vamos a comenzar a trabajar, o cuando vamos a revisar un proyecto en particular. Si se trata de hacer cambios o hacer explicaciones rutinarias, siempre procuro que sea por mail, mediante una llamada, Gtalk, Skype, WA...¡hay mil caminos!

Puede sonar extremista, pero al trabajar desde casa, el reunirme implica un tiempo extra para salir y volver, además de la reunión en sí. Es por eso que, si coordino, prefiero fijar un horario 1. De menos tráfico, y 2. Luego de que haya culminado mis pendientes. #ElTiempoValeMásQueElDinero

6. Establece una rutina


Por último, algo que ya es casi un resumen después de lo que les he comentado es hacerse de una rutina. Yo sé que puedo manejar mis horarios, que puedo levantarme a las 9am. por ejemplo, o que puedo trabajar toda la noche y dormir todo el día siguiente; sin embargo, ya he probado todo eso, y sé que levantarme más temprano (aquí les digo cómo lograrlo), tener marcado lo que quiero y tengo que hacer, y motivarme a cumplirlo me permitirá desocuparme en la la tarde, o poder dormir toda la noche.

Ya saben, las libertades implican responsabilidades, y sinceramente es hermoso tener días libres más allá del fin de semana, pero manejarlo no es tan sencillo, y depende totalmente de nosotros. Ya sea que tengas un jefe y un horario definido, o que trabajes por tu cuenta, la meta siempre será no vivir para trabajar, sino tener una vida balanceada, con tiempo para uno mismo.

En mi trabajo, cada semana es diferente. Hay semanas en que me dedico solo a desarrollar temas de marketing de moda, otras en las que hago styling, y otras en las que me dedico a bloggear full time. En ese escenario, planear todo un mes fijo es imposible, y resulta aburrido, admitámoslo, pero en cualquier caso, siempre prefiero saber lo mínimo que debo hacer en cada día, pues sé que si lo cumplo, tendré más momentos para relajarme.

¿Ustedes tienen algún método para organizarse? ¡Cuéntenme en los comentarios!

Nora