5 Razones para tomar más agua

12:31:00 Nora Arakaki 0 Comments

¿Han escuchado que a veces por hambre te puedes poner de pésimo humor? Pues yo me pongo así, pero por sed. Así de fuerte es ahora mi necesidad de tomar agua, y es que una vez que agarras la costumbre, andar como camello por la vida es imposible. Si ustedes todavía se resisten a estar hidratadas, continúen leyendo porque hoy les doy 5 razones para no despegarse de sus tomatodos.

Recuerdo que antes, especialmente durante los meses de invierno, tomaba hasta más de un litro de café al día, y sentía que me moría de hambre - e incluso de sueño -, a pesar de comer y descansar normalmente. Sin embargo, cuando me decidí a comenzar a una vida un poco más saludable, cortar con el café y beber agua fue una de las primeras y más básicas decisiones que tuve que tomar.

Después de eso, me di cuenta de que muchos de los inconvenientes que se me presentaban eran porque simplemente no tomaba suficiente agua. Así que empecé con dos vasos en ayunas, luego antes de comer,..y así hasta que llegué al punto en que si no tomo agua constantemente, mi cuerpo la comienza a exigir por todos los medios.

Al final, llegué a la conclusión de que uno de los motivos por los que andaba deshidratada era flojera. Flojera de cargar la botella, de comprar la botella, de llenar la botella, de bajar a servirme un vaso de agua...de comprar un bidón, o de hervir agua para enfriar. Ahora que descubrí la gran razón, combatirla es súper fácil: ¡solo necesitamos una pizca de motivación!


Ahora que ya comenzamos a sentir el calor, tomar agua es mucho más sencillo, pero no esperes a "sentir la sed" porque porque ese es el grito desesperado del organismo, ¡no una simple sensación! Si aún no te animas o sientes que el agua no es para ti, apunta estas 5 razones que te convencerán.

1. Si bebes menos agua, el metabolismo se enlentece. Estudios han comprobado que beber poca agua hace que tu organismo trabaje menos y queme menos calorías que cuando tomas más agua, lo cual incrementa el riesgo de obesidad.

2. Necesitas más tiempo para resolver problemas simples. Según investigaciones el cerebro deshidratado no nos deja razonar igual y tan fluidamente a cuando está hidratado. Inconscientemente, nuestro cuerpo nos pide agua y no nos deja concentrarnos hasta que bebamos.

3. No estarás de buen humor. Si haces muchas actividades te cansarás mucho más rápido y tu humor no será bueno, además de que te estresarás en el intento, y unido al punto anterior, serás más propensa a cometer errores.

4. Estarás en riesgo de la generación de arrugas prematuras. El agua hace que la piel se vea más joven, hidrata y luminosa. Si la piel está seca lucirá acartonada y será más proclive a arrugarse sin importar la edad que tengas.

5. Tendrás más hambre. Si bebes dos vasos de agua antes de comer, te sentirás más satisfecha y la cantidad de calorías que consumes será menor. ¡Además, como les conté antes, la sensación de sed es muchas veces confundida con la de hambre!

Ahora, ¡tres tips!

1. Si no te gusta el sabor del agua, ponerle un sobrecito de té verde, o infusiones sin azúcar por ejemplo, es el mejor camino para ir desligándote del dulce. ¡Poco a poco verás que habituarás!

2. Si sientes que te olvidas de tomar agua y no te acuerdas hasta que mueres de sed, aprovecha las aplicaciones de hidratación. Éstas te avisarán cuando tienes que beber tu próximo vaso, y las cantidades que vas consumiendo a lo largo del día. Algunas súper recomendables son: Aqualert, Plant Nanny y Water Time.

3. Llena tu botella de agua en la noche, para llevarla contigo al día siguiente sin tener que alistarla cuando estás apurada. Yo suelo llenar una botella de Voss grande, ya que entra un montón, y lo mejor es que es de vidrio, así que incluso puedes echar líquidos tibios con seguridad.

¡Con todo esto, seguir sin tomar agua será imposible! ¿Te animas a dar este paso?



Nora


Otras notas que te interesarán: